¿Qué es un VPS?

VPS es el acrónimo de Virtual Private Server, que en castellano significa Servidor Privado Virtual. Se trata, como su propio nombre indica, de un método que permite generar servidores virtuales que a pesar de estar alojados en un mismo ordenador se comportan como ordenadores independientes. En la práctica esto significa que las empresas de hosting pueden ofrecer a sus clientes “servidores” a un precio mucho más bajo que si ofreciesen una máquina completa o Servidor Dedicado para uso individual. Los VPS se comportan de forma idéntica a un servidor tradicional y el uso principal que se les suele dar es para alojar webs de cierta potencia.

La tecnología de virtualización ha sido muy común en los ordenadores de tipo mainframe, pero en los últimos años su uso se ha disparado debido a la aparición de nuevas herramientas y ordenadores más potentes a precios accesibles. Sistemas como Virtuozzo o Xen convierten un único ordenador o servidor en varios VPS o servidores virtuales, cada uno ejecutando un sistema operativo propio y comportándose como una máquina independiente.

La forma tradicional de comercialización de los VPS es el alquiler por una cuota fija mensual dependiendo de sus especificaciones. Los VPS pueden ser creados con distintas distribuciones de Linux o con Windows, y con distintas configuraciones en cuanto a recursos de memoria, disco duro, etc.

El usuario puede acceder al servidor privado virtual a través de una conexión SSH desde el terminal de su ordenador y ejecutar e instalar todo tipo de programas. También puede acceder por FTP para subir y bajar ficheros.

Por un coste adicional existe además la posibilidad de adquirir un panel de control que facilita mucho el proceso de configuración y mantenimiento de las tareas más comunes en un servidor. Desde crear cuentas de correo hasta ajustar el nivel de recursos disponible por usuario, crear nuevos dominios etc.

Entre los paneles de controlo para VPS más comunes nos encontramos con Plesk, Directadmin y Cpanel. En la mayoría de los proveedores todos ellos tienen un coste adicional, que se compensa claramente con el tiempo que se ahorra a la hora de manejar una máquina tan compleja.

Cloud VPS

Conviene resaltar que en los últimos dos años han proliferado una nueva variante de VPS que son los Cloud VPS o Servidores Privados Virtuales en la nube. Se trata de un paso más en el proceso de virtualización que permite configurar de una forma totalmente flexible y en tiempo real los recursos asignados a un VPS.

Si en los VPS tradicionales la configuración se establece en el momento de su adquisición y sólo puede ser cambiada mediante la intervención del proveedor de hosting, los Cloud VPS se pueden configurar con más o menos disco duro, memoria o capacidad del procesador desde un pequeño panel de control y en tiempo real. Esta solución los convierte en la opción ideal para alojar webs cuyas visitas varían mucho. En caso de tener un pico de mucha carga, el usuario solo tiene que seleccionar temporalmente más recursos como CPU o memoria para poder manejar tantos visitantes sin problemas.

Los Cloud VPS, claro está, se tarifican en función de los recursos utilizados cada mes y no con una cuota fija como los Servidores Privados Virtuales tradicionales.

Sin duda la tecnología VPS ha puesto al alcance de muchos el disponer de un servidor profesional a un coste muy accesible. Dada su complejidad no están recomendados para el usuario medio que tiene uno o dos blogs de wordpress, sino a usuarios más profesionales o empresarios que necesitan alojar gran cantidad de webs en una única máquina. Sin embargo por un precio muy moderado podemos disponer de una máquina extremadamente potente accesible desde cualquier punto del planeta. Y dada su potencia son una alternativa casi indispensable para alojar webs realizadas en los Content Management Systems más populares como Drupal, Joomla, Wordpress o Umbraco.

Rellena el formulario para recibir ofertas de VPS